viernes, 7 de octubre de 2016

Servicio de Defensa Nacional (2ª parte. Cuestiones)


-           ¿Hasta qué edad se podría solicitar realizar el Servicio?

Aplicar el criterio que se utiliza en los países con servicio militar obligatorio, es decir el de que a los dieciocho todos tienen que prestar el servicio, no parecería lógico. Todo el mundo sufre algún tipo de evolución ideológica y no parece sensato establecer que a los dieciocho tengas que tomar una decisión definitiva, del tipo ahora o nunca, acerca de un hecho tan importante. Por otro lado si el servicio se pudiese prestar a cualquier edad hay quien podría querer hacerlo una vez que su estado físico les permitiese evadir aquellos  puestos de combate o de alta exigencia física. Por ello parece lo más adecuado que se dé un margen de tiempo para realizar el servicio. Por ejemplo el plazo que se da a los que quieren entrar en el ejército en la actualidad, de 18 a 29 años, parece un tiempo prudencial y suficiente para que una persona pueda meditar si quiere o no ser ciudadano.
 
-           Transición al sistema. ¿Qué ocurriría con los ya ciudadanos? ¿Deben prestar el Servicio?
 
Pedir a personas con trabajos y familia, o de una cierta edad que si quieren seguir votando o conservando su empleo público deban de realizar el servicio no es ni lógico, ni justo ni viable. Por lo tanto lo más viable, si no lo más justo, es que quien ya tiene la categoría de ciudadano la conserve. Quizás para paliar las posibles quejas de aquella primera generación a la que se le aplique el nuevo sistema se podría establecer una tasa para aquellos ya ciudadanos, una forma de compensar el privilegio que van a tener.
 
-           ¿Se produciría una limitación de plazas para  ser ciudadano? Es decir ¿habría más demanda que puestos disponibles? ¿O por el contrario habría plazas no cubiertas? (Dejando por tanto fuera a un porcentaje de gente que querría ser ciudadano o quedando vacíos puestos quizás importantes).
En la franja de edad propuesta de 18 a 29 años hay aproximadamente unos cinco millones de personas en España a 2016. En la época en que el Servicio Militar era obligatorio * (año 1990) 130.000 jóvenes de reemplazo fueron declarados aptos para el Servicio y 175.000 fueron excluidos temporalmente por diversas razones. A estos habría que sumar los militares profesionales en puestos de oficiales y suboficiales. Parece por tanto que las FF.AA. por entonces podían colocar a unos 150.000 hombres sin problemas en cada reemplazo, pero eso sí, solo hombres. Sin embargo habría que tener en cuenta que hay que añadir los numerosos puestos del servicio civil y el hecho de que hay una franja temporal amplia para realizar el servicio, es decir no todos  pedirían realizar el servicio al cumplir los dieciocho años. Por lo tanto no parece que sea insalvable el problema  de una posible falta de plazas.

 
-           ¿Sería sostenible presupuestariamente? 
 
Sin duda. Muchos países tienen fuerzas armadas grandes y todo dependería de cómo se estructurase el presupuesto y donde se estableciesen las prioridades. Además creo que aquellos que no realizasen el servicio deberían pagar una tasa. Parece lógico que si no contribuyes a la defensa de tu propia vida, libertad y propiedad debas contribuir de alguna manera a cubrir el coste de ese servicio que realizan otros.
 
-           Duración del Servicio.
 
En Israel, por ejemplo, los hombres tienen que prestar tres años de servicio y las mujeres dos. Además hay puestos como algunas unidades de combate o puestos más especializados donde el servicio dura más. Sería materia de discusión la duración pero menos de un año carecería de sentido. Y por supuesto el ciudadano una vez concluido su servicio pasaría al estado de reserva y podría, eventualmente, ser llamado al servicio si fuese necesario.
 
-           ¿Qué pasa con aquellos que estén incapacitados para el servicio pero quieren hacerlo?
 
En Israel se plantea a veces este supuesto y allí permiten que el recluta voluntario acceda al puesto si su incapacidad no es demasiado alta a cambio de que suscriban un seguro privado que cubra todos los riesgos.
 
-           ¿Podemos garantizar que todos los puestos sean exigentes?
 
No será fácil. Establecer una equivalencia de “dureza” no es algo sencillo cuando hablamos de puestos y funciones muy distintas pero la disciplina sí puede ser la misma. Así como los horarios o que las actividades tengan un importante elemento de ejercicio físico, por lo que no creo que sea imposible lograrlo.

*Total Reemplazo a 1990: 367.333

Útiles: 129.241
Excluidos: 34.767
Exentos: 3614 
Excluidos Temporales: 175.880

No hay comentarios:

Publicar un comentario